Riesgo de contaminación

Gestionar el riesgo de contaminación con sistemas sin contacto

El principio básico que hay que tener siempre presente es que la suciedad recogida en una zona nunca debe entrar en contacto con otras zonas.

Las manos del operario son el principal vehículo de contaminación, por lo que es esencial evitar el contacto de las manos con la suciedad. El uso de guantes ayuda considerablemente, siempre y cuando se laven y se cambien a menudo.

Los sistemas touch-free son ideales para combatir la contaminación porque permiten desenganchar las mopas y fregonas sucias sin contacto.

TTS ha diseñado unos sistemas altamente profesionales llamados sistemas sin contacto con los que se puede quitar fácilmente el recambio usado sin tocarlo con las manos. De hecho, los bastidores están equipados con un sistema especial de desenganche que permite no entrar nunca en contacto directo con la suciedad.

Los bastidores sin contacto son Blik, Trilogy y Uni System, los aliados ideales para controlar el riesgo de contaminación cruzada y asegurar un alto nivel de higiene.